El nuevo perfil de los usuarios de Internet.

Ecommerce - Internet - SEO

El nuevo perfil de los usuarios de Internet

19 Feb , 2016  

Las nuevas herramientas que están definiendo el nuevo perfil de los usuarios de Internet son una nueva etapa en la historia de la Web y se basan en gran medida en la lectura, la escritura y otras habilidades elementales que hacen que el usuario interactue con una web a niveles que hasta hace muy pocos años era impensable.

La consecución de los objetivos perseguidos a través de la puesta a disposición del público de cualquier aplicación web está condicionada por la satisfacción del usuario final. Los factores o atributos de calidad de una aplicación o sitio web que influirán en dicha satisfacción podemos clasificarlos en aquellos relacionados con: la calidad y utilidad de los contenidos; la calidad del servicio y asistencia del proveedor; y la calidad del diseño de la aplicación, atributo de calidad sobre el que versa el presente articulo.

Los usuarios de Internet son la verdadera revolución en la Web 2.0. La Web 1.0 se trataba de un grupo de páginas casi estáticas donde la gente podía observar contenidos predeterminados. Con la aparición de sistemas basados en web (correos electrónicos, compras en línea, foros de discusión, entre otros), la Web se convirtió en una plataforma donde la gente intercambia ideas, mensajes o productos de acuerdo con sus necesidades.

La web hoy
Para algunos, Web 2.0 es sólo una palabra de moda que no admite una definición específica. Para otros, todavía más críticos, es un término vacío de contenido y ya desfasado. En mi opinión, Web 2.0 es un concepto plenamente válido que admite diversas definiciones e innumerables derivaciones que se podrían resumir en los tres puntos siguientes:

La segunda etapa de los proyectos y negocios de Internet
Ofrecer servicios en Internet gracias a la suma y combinación de diversas tecnologías
El usuario es el rey: Web 2.0 es una etapa en la que el usuario adquiere el protagonismo

El modo de pensar ha estado condicionado por la existencia de tecnologías poderosas que nos permiten transmitir y compartir la información y nos ofrecen un cúmulo inagotable de posibilidades. En cierto modo así es como ha evolucionado la web hasta que su propio progreso exponencial nos ha descubierto la segunda versión que todos nombran pero que difícilmente es posible definir. Una segunda versión que te permite gestionar, construir, planificar, almacenar, compartir…con mayor precisión y con un supuesto grado de simplicidad abrumador.

En este sentido hoy en día ya podemos hablar de la generación 2.0, para los nuevos usuarios de internet y el perfil 2.0, actitud 2.0 o incluso y con mucho atrevimiento, de la personalidad 2.0. Porque lo cierto es que quien se enfrenta a las nuevas aplicaciones on line ya no es un espectador de seis u ocho caracteres con cierto grado de conformismo. Es un usuario con unas características muy peculiares con hábitos adquiridos y conocimientos demostrados y perfiles determinados.

La impaciencia web actual
Hace unas semanas discutía con mis amigos sobre cómo películas de los 80 que en su momento nos apasionaron ahora nos parecen películas con un ritmo lento. Ahora consumimos anuncios de 5 segundos, hacemos zapping sobre multitud de canales, cada semana se estrenan varias películas, aparecen nuevos videojuegos…

Hace años hacia cola durante 15 o 20 minutos para ver una película en el cine. Ahora me parecería impensable. Puedo reservar mi entrada por Internet o en un cajero y ahorrarme largas colas.

Por ejemplo hace unos días buscaba información sobre intereses a plazo fijo. Recorrí las páginas webs de varios bancos, pero sólo en una conseguí ver claramente la información que buscaba. En el resto ¿llamar por teléfono? ¿que me llamen? ¿pasarme por una de sus oficinas? ¿para saber algo tan básico me hacen perder el tiempo?
Por curiosidad, acudí a una de esas entidades y antes de traspasar la puerta, ya estaba irritado, molesto. Mi paciencia se había acabado antes incluso de hablar con ellos (lo que me pareció la charla con el gestor del banco lo dejaremos para otro articulo).

El futuro es ahora
De alguna manera, esto viene a revelar la tendencia que se hace presente en este paradigma: el florecimiento de la marketing. Aquí los internautas buscan historias y por eso se alejan cada vez más de los medios tradicionales. En Internet lo que importa son las historias que cuenta la gente común. Por eso Internet y las redes sociales tienen tanto impacto.

Finalmente, los usuarios asumen el rol de controlar, dominar e incluso decidir hacia dónde va la plataforma misma. Por eso decimos que el grado de interacción es extremo. Desde la perspectiva del marketing, el consumidor es, desde ahora, el nuevo gerente de la marca. El internauta es ahora quien decide cuál será el mensaje, cómo lo va a recibir y cuándo lo hará.

Lo que está por llegar
La Web 3.0 (conocida también como la «web semántica») es como se denomina lo que será la próxima e inminente generación de webs. Estas tendrán como objetivo ofrecer al usuario lo que quiere con la máxima precisión y en el momento que lo necesite. La tecnología será la base de este nuevo tipo de webs, pero enfocada 100% a la utilidad del usuario. Ya no se tratará de buscar un restaurante japonés por la red cuando estemos de visita turística en cualquier ciudad del mundo. Nuestro móvil nos informará a la hora que habitualmente almorzamos del restaurante japonés más cercano. La tecnología ya sabrá que somos aficionados a la cocina japonesa, la hora a la que almorzamos y a través del GPS del móvil, en qué lugar nos ubicamos.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

, ,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *